lunes, septiembre 22, 2008

Efectos Personales


¿Quieres saber quién soy? Mmm, te confieso en cien palabras lo que no me gusta para que nunca nos topemos con esa incomodidad.
Maldigo en silencio cuando me rozan el cuerpo en la fila del banco o detener mis pasos para saludar a gente que no recuerdo. Rechazo los gritos y cualquier mirada sin intención. Odio las manos torpes sobre mi curva imperfecta, los besos secos pasar por mi piel, los movimientos de cadera inconclusos y la disculpa sombría frente a la incomodidad. Detesto que mi cuerpo sea tan evidente ante tu presencia, saltarme tus sonrisas conciliadoras y respirar un día sin saber de ti. Pero, por sobre todo, me carga que tus labios pronuncien preguntas justo cuando mi piel les exige atención.

5 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Extensión Departamento de Español dijo...

Chuuu, ¿qué onda con las neúroticas?

PATRICIO dijo...

Me parece hermoso lo que escribes, considerando todo lo que odias o detestas, aun así no pierde profundidad ni certeza en ciertos aspectos que suelen ser molestos e indeseables, como la falta de sinceridad, o la escasa atención recibida cuando es lo único que buscas, y hablo a modo general.
No te detengas ni mermes tus ansias de escribir... el saludo de un servidor

Patricio

ecologia dijo...

Me gustan mucho tus escritos... de seguro porque en muchas ocasiones describen lo que me sucede... y lo que siento... deber ser también porque en mi vida hay un "él" que va y viene...

Espero que sigas con esto, encantada lo leeré y pensaré en mi propia vida... aquella que relatas aún cuando no conoces